29 abril 2017

Técnica perfilado plano en el repujado en aluminio


Hay muchas técnicas para repujar en aluminio, en esta oportunidad veremos una que es muy rápida de hacer y que para ello no necesitas de mucha experiencia.


Si has empezado en el mundo del repujado esta técnica te parecerá muy fácil. Es sin duda uno de los más usados y que además no requiere de mucho esfuerzo.

Para ello vamos a necesitar unos materiales muy básicos y por supuesto ganas para iniciar.


Materiales






En este ejemplo yo repuje un diseño para un porta retrato, por eso la medida de la lámina de aluminio es relativamente mediana, esto puede variar según lo que tu quieras realizar.

El abrillantador es opcional, pero te aconsejo usarlo pues este da un aspecto muy bueno al repujado una vez terminado.

El diseño puedes descargarlo de internet y adaptarlo a la pieza que quieras intervenir.


Preparar el molde




Siempre recomiendo hacer un molde a la medida de la pieza que quieres intervenir. Es mejor para saber más o menos como será el resultado una vez terminado de repujar y evitar arreglar pequeños errores que puedan surgir.

Para ello uso un papel de calca transparente, en mi caso papel mantequilla. Dibujo el tamaño del porta fotos sobre un papel blanco, de oficina, en el dibujo el diseño.
Y después calco todo el diseño al papel mantequilla.

Si te fijas solo tengo una parte con diseño. En este papel transparente es donde terminaré de dibujarlo. Simplemente doblo por la mitad y dibujo el diseño en las zonas que faltan.

Así completo todo y ya con esto puedo trabajar en el aluminio.


Pasar el diseño al aluminio




Si he completado el paso anterior, es momento de transferir todo el diseño a la lámina de aluminio.

Corto el metal casi al tamaño del diseño, dejando unos milímetros a cada lado, luego coloco el diseño sobre una de las caras del metal y lo sujeto con cinta para evitar que se mueva mientras trabajo con él.

Después con el punzón y sobre una superficie dura, dibujo por encima de las lineas para que se transfiera el diseño al aluminio.

Este paso es importante por eso tomate tu tiempo si eres uno repujando. 

Una vez terminado, lo retiro y el aluminio lo aliso con el rodillo de teflon o un esfumino.

Lo siguiente es hacer el perfilado simple.


Comenzar a perfilar el diseño




El paso base de todo repujado, seguro que debes de haber visto esta técnica en mis anteriores entradas de repujado en aluminio. De aquí parte casi todo, es por eso que este paso es muy importante también.

Para hacerlo, trabajamos sobre una superficie blanda como el microporoso, aquí dibujamos cada parte del diseño por separado. Lo que se necesita lograr en este paso es que el diseño quede en relieve.

La presión es media, por eso se trabaja mejor en una base suave y gruesa. Luego que este levemente hundido, la linea para adentro, volteamos la lámina y con la misma herramienta perfilo pero por adentro de lo que marque.

Esto hará que en la cara principal se empiece a formar el relieve.



Una vez terminado esto, nos aseguramos alisar el fondo que no se perfilo con un esfumino o pata de cabra para que quede liso.

Así pasamos a la última fase de la técnica.


Perfilado plano




A simple vista podrías pensar que ya has obtenido un relieve del tamaño que buscabas, y dependiendo de lo que quieras hacer puedes dejarlo así, pero no será un perfilado plano, eso es seguro.

Como mencione al inicio, esta técnica es rápida de hacer pero si requiere que le des mucho mimo aunque parezca que ya esta hecho.

En los detalles esta la pasión.

Entonces para comenzar a hacerlo, solamente volteamos la lámina por el revés y lo ubicamos en una superficie dura, sea vidrio o base de corte.

Ahí utilizamos un esfumino pequeño y con el frotamos en todo el diseño para que se aplane y nivele por igual.

Si el esfumino nos queda demasiado grande para una determinada área, usamos otra herramienta más pequeña y que sea de preferencia de punta redonda y suave para evitar rayar el metal.

Uno de ellos podría ser el palito de naranjo.

De esta forma trabajo todo el repujado y de cuando en cuando, volteo la lámina para ver como esta quedando.



Al final vuelvo a girar la lámina, por el derecho perfilo todos los contornos del diseño con el punzón y aplano los espacios de su alrededor para que este liso.

Y así termino de hacer el perfilado plano.

Para decorarlo, yo texture algunas zonas del marco y otras los deje liso, un poco para jugar con el brillo y el diseño.

Y como mencioné al inicio, puedo sacar brillo al repujado usando un abrillantador de metales, solo aplico un poco del liquido o crema en un paño, que no bote pelusa, y empiezo a frotar por todo el repujado.

Con un trapo limpio retiro y limpio toda la lámina, verás que le da un toque muy bueno al porta retratos.



En esta técnica no te olvides de rellenar el repujado, en mi caso yo use relleno en las zonas más grandes y las pequeñas los deje porque dudo mucho que se valla a deformar sino tiene tanto volumen.

Pero si tu lo crees conveniente, rellena y asegúralo todo.

Puedes ver el paso a paso de la técnica de perfilado plano en el video tutorial que he preparado para esta entrada.



Espero que lo pongas en práctica y si tienes alguna duda, puedes dejarlo en los comentarios.


   

2 comentarios

  1. Hola Aracely he visto tus trabajos y me gusta la forma en que nos brindas tus conocimientos, yo estoy tratando de aprender te agradezco mucho tus enseñanzas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Brenda, muchas gracias a ti por tus palabras, me alegra que estés aprendiendo este hermoso arte, saludos.

      Eliminar

¡Hola, me gustaría conocer tu opinión!

Aracelyasmine - Arte y artesanías © - DISEÑADO POR HERPARK